La Bagatela conversó con Claudia López. Bogotá es el oasis de Colombia

Por la Redacción

Las elecciones regionales del 27 de octubre se realizarán en medio de un convulsionado ambiente nacional. La desfavorabilidad del gobierno de Duque crece, la paz está amenazada, el asesinato de líderes y excombatientes no se detiene, la impunidad sigue omnipresente y la corrupción no cede, la institucionalidad está amenazada y la disputa por la plaza de Bogotá, la pieza más deseada cobra gran importancia. Entre los aspirantes a la Alcaldía de la capital, el cargo más representativo en disputa, sobresale la figura de una mujer, que se ha destacado por la profundidad en sus investigaciones, la claridad en el análisis político y su valor para plantearlos.

En conversación con La Bagatela, Claudia López conoce la importancia de su aspiración: “Bogotá es como un oasis, el oasis de Colombia, Bogotá es esta pequeña Colombia que siempre ha estado con las causas justas de la ciudad y del país; en Bogotá ganó la paz, en Bogotá ha ganado la reconciliación, en Bogotá ha ganado la verdad, en Bogotá ganó la consulta anticorrupción, Bogotá es la esperanza de Colombia en medio de tanta dificultad y justamente tenemos que lograr en esta elección que no deje de serlo. No podemos permitir que los mismos que están hundiendo y atropellando a Colombia que es todo el proyecto uribista y peñalosista, siga destruyendo a Bogotá como hasta ahora, sino que Bogotá pueda seguir siendo como ese faro de reconciliación, de verdad, de justicia, de igualdad que ha sido para Colombia”, y añadió: “Simplemente si se gana Bogotá se bloquea el uribismo y el peñalosismo y toda la maquinaria, esa es la verdad. Sea con Galán o sea con Uribe, Bogotá pierde, así como Colombia está perdida en manos del uribismo. Hoy el uribismo tiene a Colombia, el peñalosismo gobierna en Bogotá. Ya llevan al país y a Bogotá por el desbarranco, el 70% de la gente que vive en Bogotá está desesperada por el gobierno de Uribe y Peñalosa, entonces la clave es rescatar a Bogotá para que vuelva a ser lo que siempre ha sido: el mejor hogar de todos los colombianos y el faro de esperanza de Colombia”.

Su incursión en la actividad política pública se dio en 2014 cuando se lanzó al Senado, obteniendo una alta votación en la lista del Partido Verde. Se destacó su desempeño en el Congreso por los debates por la paz y contra la corrupción. Considera que el país va por mal camino y está dispuesta a aportar en la solución siendo alcaldesa: “digamos, en este momento todo está mal, Bogotá está mal porque está en manos del uribismo-peñalosismo y Colombia está mal porque está en manos de Uribe. Todo lo gravísimo que le dijeron a Colombia que iba a pasar si las fuerzas alternativas ganábamos la presidencia está pasando, la economía está cayendo, el desempleo está subiendo, el dólar va en escalada, ese fue el miedo que le metieron a Colombia y todo eso está pasando, pero por el uribismo. Además se está fracturando la paz, está el asesinato sistemático de líderes sociales, el país no mejora por ninguna parte. La derecha se ha preciado de saber manejar la economía y la seguridad y vivimos en un momento que ni lo uno ni lo otro. Entonces lo que tenemos nosotros es lograr que Bogotá salga de esa dinámica; yo lo he dicho: si Bogotá sale adelante, si Bogotá crece, si Bogotá genera empleo, si Bogotá reconcilia, si Bogotá une, Colombia sale adelante. Tengamos en cuenta que Bogotá es la mitad del empresariado colombiano, Bogotá es un tercio de la riqueza de Colombia, y no es un tema de dar ejemplo desde aquí, simplemente es que esta ciudad por su peso económico es el motor de la economía colombiana, si logramos sacar a Bogotá de la mala dinámica que trae, y por el contrario generamos más crecimiento, más empleo, más reconciliación, más educación, si sacamos a Bogotá de la inseguridad y del trancón, esto le va a pegar un empujón grande a Colombia”.

Interesados por conocer más a fondo su propuesta de campaña, su consigna, Unámonos por Bogotá, afirmó:” Unámonos como ciudadanos, mi llamado no es un llamado a los políticos ni a los partidos, mi llamado es a los ciudadanos, a que nos unamos como ciudadanos por encima de diferencias políticas y partidistas alrededor de objetivos muy concretos: quitarle al uribismo y al peñalosismo el gobierno de Bogotá; desbancar a Transmilenio como la base del sistema de transporte de Bogotá y sustituirla por una red de tres metros, un metro pesado de alta capacidad completa hasta Suba y Engativá, y tres metros ligeros el de occidente, el del norte y el del sur usando las vías férreas; recuperar la seguridad en Bogotá, Bogotá hoy vive con miedo, por el nivel de atraco, de violación, de narcotráfico existentes. Unámonos para contrarrestar el modelo de ciudad de Peñalosa para que no le aprueben ese POT que es un desastre, es un POT arrasador, es el POT de cemento contra el medio ambiente, es un POT de Transmilenio en vez de metros, es un POT de negocios no de ciudadanía, entonces yo estoy proponiendo es que nos unamos para derrotar al uribismo y el peñalosismo, para recuperar la viabilidad en Bogotá, para sustituir el Transmilenio por una red de metros, para proteger el medio ambiente, para volver a hacer de Bogotá un líder en educación gratuita y de calidad que genere empleo de calidad y para recuperar la cultura ciudadana, entonces nos unimos los ciudadanos, ¿contra quienes?, contra el gobierno de Uribe y Peñalosa que tienen hundida a Bogotá.

Al indagar por la garantía y credibilidad que esta propuesta suya genere dentro de la población para gobernar la capital, inmediatamente respondió: “Pues yo siempre he tenido la fortuna de gozar de mucha confianza entre la población. Fui la primera votación del Verde al Senado en el 2014, fuimos la mayor votación en primera vuelta presidencial el año pasado en Bogotá, ganamos Sergio y yo, le ganamos a un exalcalde de Bogotá Gustavo Petro y al expresidente Uribe, ganamos la consulta anticorrupción en Bogotá sobradamente, es decir yo lo único que he recibido de Bogotá es confianza y cariño, de manera que la mayoría están ahí, tenemos es que no perderlas, conservarlas y seguirlas cultivando. Yo siento que la mayoría de la gente el 70% de los colombianos que vivimos en Bogotá estamos desesperados con Peñalosa, estamos contando los días para derrotar su gobierno de corrupción, de arrogancia, de cemento, de Transmilenio, por un gobierno dialogante, transparente, ciudadano que proteja la población, que no abuse a los humildes, como los jóvenes y los vendedores informales y que nos saque del humo y el trancón de Transmilenio por una red de tres metros”.

Un tema que la redacción de La Bagatela no podía pasar por alto, que ha sido motivo de discusión y que hizo parte de la conversación, es la educación, a lo que aclaró: “La educación es para tres cosas; para la vida, para la felicidad y para la empleabilidad, porque la gente necesita comer. Yo no sé muy bien quién esté pensando en gastarse la fortuna de la familia para educarse y luego no comer, claro que la educación también es para el trabajo, trabajo no quiere decir solamente lo que demanden los empresarios, buena parte del trabajo del siglo XXI puede ser trabajo independiente, pero no trabajo precario que es distinto, puede ser innovador, de nuevas tecnologías, de emprendedores, de pequeñas y medianas empresas que se autogestionan, pero claro que nos educamos para vivir para la felicidad y para emplearnos. La educación tiene que cumplir esos tres propósitos y en Bogotá no se está cumpliendo ninguno de las tres. En Bogotá hoy los jóvenes tienen la más alta tasa de desempleo, las mujeres cabeza de familia tienen la siguiente más alta tasa de desempleo y los mayores de 50 tienen una alta tasa de desempleo, entonces a los jóvenes les vamos a ofrecer educación gratuita y sin Icetex, desde que están en el bachillerato para que no deserten, a las mujeres les vamos a ofrecer que culminen su bachillerato porque muchas veces las madres cabeza de familia están en empleos precarios, informales, trabajos domésticos, etcétera, porque desertaron del bachillerato justamente por ser madres adolescentes muchas veces, entonces lo que les vamos a ofrecer es que culminen su bachillerato e ingresen a la oferta superior de educación gratuita que les vamos a dar y tercero a los mayores de 50 les vamos a ofrecer reentrenamiento laboral y educativo, asistencia técnica y crédito, para que puedan o generar emprendimiento propio o reengancharse al empleo para atacar esos tres problemas Yo no entiendo a los que les aterra que la educación también sea para trabajar no entiendo muy bien que es lo que quieren, digamos la educación debe ser para la vida, para la felicidad y para la empleabilidad.

Al mencionar el término, precarización del empleo, lo relacionamos con el concepto de trabajo decente. ¿Está en su programa mejorar la condición del trabajo en Bogotá? “Me empeñaré en formalizar el empleo; yo fui autora en el Senado de frenar el abuso de las órdenes de la prestación de servicios (OPS) que es la esclavitud del siglo XXI. La tercerización laboral y OPS son la manera que encontró la corrupción y la derecha para volver a la esclavitud en el siglo XXI, que la gente no tenga prestaciones, no tengan vacaciones, no tengan seguridad social y que vivan dependiendo de la intermediación de un político para que cada tres meses le renueven un contrato. Ahí tenemos unas limitaciones porque son regulaciones que dependen del gobierno nacional, pero en lo que dependa de nosotros desde la alcaldía vamos a acabar esas precarización, si no podemos tener planta fija porque nos imponen limitaciones del ministerio de Hacienda, podemos tener planta temporal, que podamos contratar a la gente por los tres o cuatro años del gobierno, no cada tres meses, cero intermediación política y que sea meritocracia, que sea por concurso, que sea varios años, no por meses y que sea transparente el ingreso y también transparente la evaluación para la permanencia”. Su comprensión del asunto y el papel de los trabajadores lo complementó: “Si queremos una sociedad libre, una sociedad que derrote la corrupción, una sociedad que construya paz, necesitamos trabajadores con trabajo decente, cada ciudadano que tengamos sin trabajo o dependiendo del subsidio de un político será un esclavo, será un esclavo del clientelismo, será un esclavo de la corrupción, será un esclavo del abuso de la politiquería. La sociedad que queremos de ciudadanos libres y felices requiere ciudadanos con trabajo decente y eso es lo que nosotros queremos promover, eso es lo que los trabajadores de Bogotá representan y lo que queremos es que haya mucho más trabajadores, pero con trabajo decente”.

Los trajines de campaña poco tiempo dan para conversar con los candidatos, sin embargo Claudia en minutos adicionales se refirió a las posibilidades de la lista de Alianza Verde al concejo y expresó: “Yo aspiro a triplicar la bancada verde del concejo. Cuando yo estaba en el Senado le dije a mi partido: ‘el Verde va a sacar la mayor votación en Bogotá, va a duplicar la bancada en el Congreso’ y como siempre casi todo mundo lo miro con incredibilidad, y lo logramos, fuimos la mayor votación en Bogotá y duplicamos la bancada en el Congreso. Nosotros hemos demostrado que con objetivos ambiciosos, con unidad, con trabajo en la gente, con la calle, con decencia, con coherencia, con confianza se logran las metas. Lo que vamos a alcanzar esta vez es devolver el gobierno a Bogotá, a la ciudadanía a través de nuestra candidatura a la alcaldía y triplicar la bancada al concejo y ser mayoría con el conjunto de la bancada alternativa”.

Y preguntándole por Francisco Castañeda, candidato del Partido del Trabajo de Colombia en el Verde, Claudia expresó: “Lo veo muy bien, yo creo que Pacho ha dado un ejemplo de trabajo político extraordinario y Pacho es un líder social como pocos en Bogotá. En Kennedy donde es edil, ha sido un ejemplo sin duda; a lo largo de estos años ha fortalecido su candidatura muy sólidamente. Yo tuve la fortuna de hacer campaña al Congreso con Pacho y veo que él tiene la solidez, la organización, la estructura y el cariño de la gente. Estoy segura que va a ser uno de los 15 concejales del Verde”.

Paz

La lucha por apaciguar las disputas entre los colombianos y alcanzar la paz y la convivencia ha sido una obsesión de Claudia. Su interés en el tema se reafirmó en el libro ¡Adiós a las Farc! ¿Y ahora qué? En él señala que Colombia es el único país del mundo que ha hecho diez procesos de paz en los últimos treinta años y “ahora es nuestro turno. Si aprendemos de nuestra propia experiencia, esta generación pasará a la historia como la que puso fin al último conflicto armado de todo el hemisferio occidental y logró que dejáramos de ser tres países que se desconocen y recelan y seamos por fin una sola Colombia”.

Lucha contra la corrupción

Se le reconoce como una incansable luchadora contra la corrupción. Sus debates más sonados en el Congreso fueron precisamente sobre este tema y se recuerda el que tuvo con el fiscal Martínez quien ante el cúmulo de señalamientos solo atinó a amenazarla. Fue la principal promotora de la Consulta Anticorrupción que adelantó con 80.000 voluntarios que recogieron casi cinco millones de firmas para llevarla a consulta nacional obteniendo la votación más alta de la historia: 11.674.951 votos.

Claudia alcaldesa

Los bogotanos escogerán el 27 de octubre a quien regirá la ciudad por los próximos cuatro años. Con esta publicación que se hubiera podido extender mucho más, queremos mostrar las bondades de elegir a Claudia López. Su capacidad y honestidad la convierten en la candidata más idónea para regir a Bogotá.

Contenido relacionado