Economía

Crisis climática: ¿La responsabilidad es de todos?

Uno de los problemas que más preocupa hoy a la población mundial es la crisis climática y sus consecuencias nefastas (sequías, incendios, inundaciones, huracanes, etc.). La causa de esta crisis son los gases de efecto invernadero y, entre estos se destaca como el de mayor impacto el dióxido de carbono (CO2). Una pregunta que obligatoriamente debemos hacer es: ¿Quién o quiénes son los responsables de las emisiones de carbono que tanto daño le han hecho y le siguen haciendo al planeta?

Reconstruir la economía:  La opción social diferencial vs. la falaz reactivación económica de Duque

Colombia es uno de los países de la región y del mundo que ha salido peor librado de la crisis global provocada por la pandemia. En su respuesta a la emergencia sanitaria el país figura entre los peores de América Latina y del planeta en términos de contagios y muertes por cada 100.000 habitantes, según las evaluaciones internacionales. Pero más que de incompetente se puede calificar de funesta la gestión del gobierno de Duque frente a la quiebra de las pequeñas y medianas empresas y la actual catástrofe nacional de desempleo con desbordamiento de la pobreza.

El capitalismo del siglo XXI

El capitalismo de los siglos XIX y XX se caracterizó por un gran avance industrial impulsado por la producción de energía, basada en la extracción de carbón, petróleo y gas, recursos escasos, altamente contaminantes y explotados por pocas empresas con gran poder de mercado. Esto quiere decir que las tecnologías de la primera y la segunda revolución industrial, contribuyeron al crecimiento de un capitalismo rentista, entendiendo por renta, el ingreso que proviene de la explotación de un recurso natural agotable, que puede ser apropiado y monopolizado.

La tributaria de Duque y Carrasquilla: Se tiende una celada

Los sucesos que vive la sociedad colombiana a lo largo y ancho del país en ciudades y campos a partir del paro nacional iniciado el 28 de abril, ordenado por las centrales obreras, constituyen la más grande revuelta social desde el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, ultimado por las oligarquías colombianas y que inauguró el período conocido como La Violencia, conflicto que no cesa, con las mutaciones que los complicados tiempos que pasan le abonan a la difícil situación colombiana.

¿Se necesita una reforma tributaria?

Qué tipo de reforma tributaria se requiere

Sí se requiere una reforma tributaria, pero no por las razones de los ortodoxos. No se necesita una reforma tributaria por razones de sostenibilidad fiscal y de endeudamiento público.

Me explico, el poder de colocar impuestos de los gobiernos tiene varios objetivos, y uno de ellos, es el de contribuir a mejorar la distribución de ingresos y acabar con las injusticias.

 Por una nueva política macroeconómica en Colombia

En las discusiones en los medios sobre la reforma tributaria, que el gobierno tuvo que retirar esta semana ante la masiva protesta ciudadana, se difundió la idea de que entre los “economistas” había consenso y que el país estaría mejor con esta reforma tributaria que sin ella. Después de su retiro, muchos dicen que la nueva propuesta debería retomar lo esencial del articulado anterior, aunque añadiendo algunas medidas compensatorias, como suelen aconsejar, para salvar la cara, desde que tenemos memoria.

Anexo. Algunas peculiaridades del sistema tributario colombiano Desenmascarando las mentiras de la ortodoxia neoliberal en Colombia

Gracias al reciente debate en relación con los impuestos el grueso de la sociedad ha venido conociendo varias peculiaridades del sistema tributario colombiano que pueden resumirse en una palabra: inequitativo.

¿Quién se beneficia con el ajuste fiscal?

Que hay hueco fiscal en Colombia, es una verdad incontrovertible. Lo que debería avergonzar a quienes han dirigido al Estado colombiano es que hayan permitido que la situación de las finanzas públicas llegara al punto calamitoso que hoy exhibe y que el ajuste fiscal buscado a través de reformas –como la que acaba de hundir la lucha en las calles– no resuelvan el problema de fondo.

La rajada económica de Standar & Poor's al gobierno Duque

El miércoles 20 de mayo el país fue notificado de que una de las calificadoras de riesgo, Standard & Poor's (S&P), había etiquetado de bonos basura los papeles emitidos por el Estado colombiano, por ejemplo los TES.

El gobierno mostró su aparente sorpresa, al igual que quienes se informan a través de El Tiempo, RCN y los demás medios de comunicación para los cuales todo marcha de maravillas en Colombia, el gobierno tiene todo bajo control y el tal paro –si es que existe– no es más que un desorden de grupos de vándalos dirigidos por Petro.

¿Reforma fiscal solidaria o nuevo “paquete chileno”?

Al carnaval de las mentiras que ha caracterizado al gobierno de Duque, una de cuyas promesas de campaña fue “bajar impuestos y subir salarios”, se agrega su maña de disfrazar sus políticas con nombres engañosos. Así, a esta tercera reforma tributaria de su mandato, con la que pretende recaudar cerca de $30 billones en nuevos impuestos, la ha bautizado como ley de “solidaridad sostenible” o el más pomposo de “reforma social, solidaria y sostenible”. Un somero análisis demuestra que no es ni lo uno ni lo otro.

Preparar el mercado interno para ganar la guerra comercial

Salvo a los dinosaurios neoliberales a nadie debe sorprender el rumbo económico que está tomando Biden. No cabe en la cabeza de los ortodoxos de la patria uribista que la Estrella del Norte –como el adulón presidente Suárez se refirió a los Estados Unidos en 1918–, arrecie la lucha para reconstruir la industria gringa, recurriendo al peor arsenal que pueda exhibirse ante los neoliberales: el proteccionismo.

Nadie estará a salvo mientras no lo estén todos

El título de este artículo es una frase de dos ganadores del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y Michael Spence, y Jayati Ghost, en “Cómo evitar una recuperación global con forma de k”, (El Espectador, Bogotá, 28 de marzo de 2021). Dicha frase, independientemente del contexto en que es usada en el mencionado artículo, es de gran importancia para expresar las características que tienen los bienes públicos relacionados con la seguridad sanitaria.

¿Obstrucción a la competencia o abuso de poder dominante?

Hasta finales del siglo XX el capital, en todo el planeta, estaba disperso en muchos sectores de la producción industrial y de servicios. Bastan algunos ejemplos para mostrar la magnitud de dicha dispersión. El mundo de la música estaba movido por la industria del disco compacto, por la gran cadena de almacenes distribuidores del producto y por los productores de equipos de sonido. El mundo de la fotografía tenía una gran dinámica cuyo motor era la industria de las cámaras, los rollos y las casas fotográficas.

La batalla de los chips. Pugna por el predominio mundial en la microelectrónica

Sigue la crispación en los circuitos de la economía mundial por la escasez de semiconductores. Desde diciembre pasado, y en enero y febrero, las grandes corporaciones automovilísticas de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, una tras otra, han anunciado drásticas reducciones de su producción y hasta suspensión de actividades en algunas plantas. General Motors, Ford, Chrysler-Fiat, Volkswagen, Toyota Motors, Nissan, Mazda, Honda, Subaru y varias más, experimentan el impacto del muy insuficiente suministro de chips.

El conocimiento como negocio

La cantidad de información que suministramos a las empresas propietarias de las redes sociales a las que estamos inscritos, han permitido a estas multinacionales tecnológicas comercializar nuestra información y monetizar todos los datos recaudados en el mundo, pero hay algo que es de sumo cuidado y que se pasa por alto en forma permanente y es el excelente negocio, cuando se privatiza el conocimiento.