Campaña como nunca

Campaña Petro Presidente 2022

Por Alberto Herrera.

Director de La Bagatela
Alberto Herrera

La carrera presidencial llega a la primera vuelta, momento crucial que debe ratificar el inmenso favoritismo de Gustavo Petro entre los votantes. Su campaña ha sacudido los cimientos del establecimiento por su novedosa propuesta, por el declive de las fuerzas y dirigentes tradicionales y por la decidida y amplia respuesta de los colombianos. Ha sido una campaña vigorosa, vistosa y alegre, con participación de amplios grupos poblacionales, con expresiones artísticas y culturales populares, con extensa difusión a través de las redes y de otras formas de propaganda y con multitudinarias concentraciones públicas a lo largo del territorio nacional.

La contienda electoral se adelanta en un clima de tensión e incertidumbre, paros armados se realizan, las amenazas a votantes se incrementan y en la última semana aparece el billete para la comprar del voto, ese no se fía. Están en riesgo de perder la contienda y quieren impedir el triunfo de Petro. Les cuesta creer que enfrentan otra Colombia que siente en carne propia que las cosas van mal, pero sabe que es posible mejorar; esa corriente está dispuestas a echarse el cambio al hombro. El paro nacional que cumplió un año mostró un gobierno que no escucha ni dialoga, por el contrario, prefirió accionar el gatillo contra la población indignada en las calles. Los rumores de golpe de Estado que circulan solo indignarían más a la población y propiciaría un mayor descontento con consecuencias impredecibles.

Hace 50 años el PTC proclamó su participación en elecciones desligándose de “las tendencias infantiles de ´izquierda´ que han impedido el aprovechamiento correcto de las luchas legales y parlamentarias cuando las condiciones lo aconsejan” (Resolución del Comité Ejecutivo del Partido del Trabajo de Colombia. Bogotá, enero de 1972). Han sido 50 años agitando un programa por los derechos políticos y democráticos de la población y por la unidad con los sectores progresistas de la nación, requisitos indispensables para trasformar a Colombia. La propuesta del Pacto Histórico, de combatir la pobreza, estimular la producción y el trabajo, distribuir equitativamente la riqueza y construir una sociedad en paz y más igualitaria, presentada en la formula Gustavo Petro y Francia Márquez, es la más certera opción del cambio que Colombia reclama. Una nación con el lastre de la pobreza humana jamás alcanzará la prosperidad ni el desarrollo requeridos para el bienestar de sus habitantes.

El PTC se unió desde el principio a la causa del Pacto Histórico y ha desplegado su fuerza y sus efectivos en todo el país para coadyuvar con el éxito de este torbellino que envuelve a los colombianos. Se han realizado cientos de reuniones en barrios, en plazas, en sindicatos, en universidades, en el campo; la Juventud Patriótica, el colectivo de mujeres Malú y el contingente de trabajadores y militantes han sido sus artífices, siempre difundiendo el mensaje del cambio. Edwin Palma destacado trabajador proveniente del sector petrolero adelantó con el apoyo de la corriente del PTC y con el auge del Pacto Histórico, una exhaustiva campaña como integrante de la lista al Senado. La Bagatela acompaña la campaña difundiendo los hechos más significativos; se destaca el ejemplar que salió impreso en vísperas del 13 de marzo repartido por todo el país.

Este debate electoral se constituye en la mejor oportunidad para desplazar al uribismo del poder y enrutar al País en la senda de la paz, la convivencia y el progreso. No dejar pasar la ocasión.

Contenido relacionado